Torrens está dispuesto a adaptarse a cualquier posición en Magallanes

Entérate24.com Luis Torrens fue protagonista de una particularidad en la pasada temporada de Grandes Ligas. El 4 de octubre se convirtió en el primer venezolano en acreditarse la victoria como lanzador, siendo un jugador de posición. Lo hizo luego de sacar los tres outs del décimo inning en el triunfo de Marineros de Seattle 7-6 sobre los Tigres de Detroit.

Está claro que ese no será un rol recurrente en su carrera, pero con Navegantes del Magallanes tiene total disposición de despojarse de manera circunstancial de los aperos habituales que usa como receptor, para adaptarse a la función sobre el terreno que requiera el mánager Yadier Molina, de quien seguro tendrá tiempo de aprender algo nuevo detrás del plato.

“Estoy a la disposición del equipo. Ya sea en primera, quechando, en el outfield o como designado. Vengo a aportar en lo que pueda tanto a la defensiva como a la ofensiva”, aseguró Torrens ya uniformado de bucanero, en la previa del duelo contra Leones del Caracas en el Estadio Universitario, el jueves por la tarde.

Su estreno está previsto contra el Eterno Rival este viernes en Valencia, si así lo dispone el cuerpo técnico. Allí estuvo el miércoles en la mañana poniéndose a tono en el Estadio José Bernardo Pérez, mientras sus compañeros estaban de gira en Puerto La Cruz.

El valenciano no juega en la LVBP desde la campaña 2018-2019, cuando con la carabela dejó promedios de .325/.345/.398 con 27 hits, seis de ellos extrabases (todos dobles) y 15 carreras empujadas en 26 compromisos.

Su incorporación para esta zafra se dio un poco después de lo previsto por causas de gran alegría para el pelotero, de 26 años de edad, pues se convirtió en padre, aunque indicó mantenerse en forma, pese a tener casi dos meses sin disputar un careo oficial.

“Me siento bastante bien (en lo físico). Me mantuve trabajando por si llegaba ese momento (de reportarse al equipo) poder aprovecharlo de una vez y no tardar un mes preparándome”, mencionó el habitual careta, quien estuvo calentando lanzadores entre innings del Caracas-Magallanes. “Traté de siempre mantenerme en shape (forma) y preparado para la oportunidad”.

Torrens fue dejado en libertad el 18 de noviembre por Seattle, luego de tres certámenes con la organización. En el último curso vio caer su OPS en casi 150 puntos, luego de haber tenido su mejor desempeño con el madero en 2021. Ese año fue capaz de conectar 15 jonrones e impulsar 47 rayas en 108 duelos, viendo disminuida su participación en 2022 a 55 choques.

“Hay varios equipos interesados, es cuestión de tiempo y de finiquitar algunas cosas”, expresó sobre su status de mercado actual. Algo que en principio no espera afecte su participación con los filibusteros hasta el final de su trayecto en el presente campeonato. “Vengo acá también a demostrar que estoy listo para el año que viene”.