Se firma el Tratado de Armisticio y Regularización de la Guerra

Es considerado como el principal antecedente del derecho internacional humanitario

Entérate24.com- Firmado por el Libertador Simón Bolívar y el General Pablo Morillo, el 26 de noviembre de 1820, en Santa Ana, estado Trujillo. Por medio del cual se le pone fin a la Guerra a Muerte, y a los horrores que hasta ese momento habían caracterizado el enfrentamiento entre el ejército republicano y el realista.

Con el rol protagónico de Antonio José de Sucre, es considerado como el principal antecedente del derecho internacional humanitario actual, pionero dela defensa de los derechos humanos, y significó el reconocimiento por parte de España de la Gran Colombia y del ejercito republicano como fuerza beligerante.

Además del General de Brigada Antonio José de Sucre, los redactores por parte de los republicanos, estuvieron: Coronel Pedro Briceño Méndez, Teniente Coronel José Gabriel Pérez y Juan Bautista Carrillo Quevedo. Y por parte de los realistas: El Coronel Ramón Correa, Juan Rodríguez del Toro y Francisco González de Linares.

El acuerdo compuesto por quince artículos, expresa que el armisticio o “cese de las armas” duraría seis meses, pudiendo ser prorrogado, y confinaba a los ejércitos de ambos bandos a las posiciones que sostenían para el día de la firma. Ambos contendientes se comprometieron a combatir “como lo hacen los pueblos civilizados”, respetando a los no combatientes, el canje de prisioneros y acabar definitivamente con las prácticas de la guerra a muerte, con el objetivo de suspender las hostilidades para facilitar las conversaciones  para concertar la paz definitiva.

Los jefes españoles se refieren ahora a Bolívar como Presidente de un  nuevo Estado, dejando atrás  los calificativos de traidores y rebeldes, para referirse a los republicanos. Posteriormente a la firma, el jefe español solicita un encuentro con El Libertador, y con un abrazo refrendan los acuerdos.  Quince días después de la entrevista, Morillo se embarca a España por La Guaira. El Gobierno de la Capitanía y el mando del ejército realista quedo a cargo del general de La Torre.

El armisticio se rompió antes de lo pactado. El 28 de enero de 1821, la ciudad de Maracaibo, que había permanecido realista casi desde el principio de la independencia, se declaraba a la unida a la Gran Colombia. El general Rafael Urdaneta ocupó rápidamente la ciudad con varios batallones ligeros y depuso al gobernador Francisco Delgado.

Miguel de la Torre protestó la medida como una violación del tratado y Bolívar a su vez señaló su legalidad. Al no llegar a un acuerdo sobre Maracaibo, ambos bandos acordaron el reinicio de las hostilidades el 28 de abril. Sin embargo, a partir de aquí el resto de los enfrentamientos hasta concluir la guerra de independencia, tanto en Venezuela como en el resto de Suramérica, siguieron regulados por el Tratado de Regularización de la Guerra.

En la población de Santa Ana fue inaugurada, el 24 de julio de 1912, la Plaza Armisticio, donde se encuentra un monumento conmemorativo a este abrazo entre Bolívar y Morillo.

“Este tratado es digno del alma de Sucre”  Simón Bolívar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.