Ronald Acuña Jr. montó su show y es el rey del jonrón

Entérate24.com La noche de este lunes la capital de Venezuela lució cual firmamento en el que se posó una constelación de estrellas. Y no, no se trató de un fenómeno natural, ni astronómico. Sino del 20° Festival del Jonrón Pepsi, que se efectuó en el Estadio Universitario y en el que estuvieron presente peloteros estelares del calibre de Diego Rincones, Balbino Fuenmayor, José Altuve, Gleyber Torres, Eugenio Suárez, Willson y William Contreras, Eduardo Escobar, Juan Yépez y la gran figura de la jornada: Ronald Acuña Jr.

La luminaria de Tiburones de La Guaira y Bravos de Atlanta montó un espectáculo aparte con batazos de largo alcance; los suficientes como para erigirse como el nuevo monarca del jonrón en Venezuela y destronar así a William Contreras, ganador de las dos ediciones previas.

“Es como dar un jonrón para ganar una Serie Mundial, así me sentí hoy. El secreto está en seguir trabajando, luchar por su sueño y gracias a Dios pude ganar el primero”, soltó todavía cargado de adrenalina y euforia el ganador, una vez que recibió el trofeo.

El pelotero oriundo de La Sabana inició su camino al cetro con una soberbia exhibición de fuerza en una primera ronda, en la que le tocó emparejarse con su compañero de equipo y amigo, Juan Yépez. En esa vuelta inicial pegó hasta 14 batazos a las gradas, la máxima cantidad para jugador alguno en la instancia. Un preludio de lo que se avecinaba en un Parque de la UCV, que estuvo casi a su máxima capacidad, con una asistencia estimada en más de 16 mil personas.

Para la segunda instancia, a Acuña Jr., no le tocó fácil. Sus cuatro rivales de la etapa, lograron despachar al menos 10 vuelacercas, aunque para poder avanzar a la final, tenía que soltar al menos 11 estacazos. La tarea fue cumplida, no sin antes deleitar a los presentes con conexiones kilométricas, una de ellas dantesca por todo el centro, que casi abandona el recinto bajo el asombro y la satisfacción de la afición. Terminó con 12 bambinazos.

Fue así como alcanzó la fase decisiva en la que le tocó medirse con el joven Diego Rincones, una de las sorpresas del certamen, tratándose de uno de los dos participantes sin experiencia en Grandes Ligas. El jardinero de los Bravos de Margarita en la LVBP, necesitó de solo un jonrón en su primera experiencia para apear a su adversario de turno, el astro mayor José Altuve, quien no pudo sacar una pelota del parque en su intervención.

Rincones logró 12 cuadrangulares en la ronda dos y se ganó el derecho de rivalizar contra Acuña Jr., pero se quedó corto en sus aspiraciones de dar la gran campanada al totalizar solo cinco y dejarle la mesa más que servida a la vedette del certamen, quien no necesitó de mucho tiempo para finiquitar las acciones a su favor y su último batazo hizo estallar en éxtasis a todos sus acompañantes, quienes saltaron al terreno en su búsqueda para felicitarlo.