Por qué nos tiembla el párpado

Usa lágrimas artificiales si sientes resequedad ocular

Entérate24.com- El temblor en los párpados, llamado blefaroespasmo, es una contracción involuntaria y repetitiva del músculo que rodea el ojo. La mayoría de veces no es más que una reacción, muy común y totalmente normal de los músculos que componen el párpado.

Puede ser una situación muy incómoda o molesta para quienes pasen por ella, pero muy pocas veces suele ser grave. La sensación que genera es que el ojo se mueva como si estuviese latiendo. Se puede decir que casi todas las personas en algún momento suelen padecer sus síntomas, algunos en menor intensidad, a diferencia de otros.

Lea también: Estudio revela que preferencia por el azúcar puede ser “un problema neuronal”

Pero, ¿a qué se debe esta reacción? A continuación te detallamos las causas de por qué en algún momento llegamos a tener estas contracciones:

  • Estrés o ansiedad: Es producido casi siempre cuando nos encontramos en una situación de nerviosismo, derivadas de una angustia o por no saber cómo manejar el estrés.
  • Cansancio: Trabajar más de lo recomendado frente a una pantalla de ordenador puede generar que el ojo empiece a temblar o si por el contrario, las horas de sueño que tomamos son menores a las recomendadas.
  • Abusar de la pantalla: Se recomienda tomar descansos periódicos para relajar la vista si pasamos mucho tiempo frente al televisor o de aparatos electrónicos.
  • Consumo de cafeína en exceso: Estos productos pueden llegar a alterarnos y favorecer este tipo de espasmos oculares provocados por el estrés.
  • Deshidratación ocular: Provoca una irritación del ojo y un estímulo constante del parpadeo, que hace que el músculo orbicular se hiperactive.

Consejos para evitar el temblor de los párpados:

  • Contrastes de frío y calor: Son recomendados para relajar el músculo orbicular. Puedes frotar tu mano por unos minutos hasta que se calientes y posarla sobre tu ojo durante segundos y luego colocar una gasa con agua fría por unos segundos más.
  • Usa lágrimas artificiales: Si crees que tus ojos no están suficientemente hidratados. Y si trabajas frente a una pantalla realiza descansos cada 20 minutos y durante algunos segundos fija la mirada en un punto lejano.
  • Respirar de forma pausada: Sintiendo cómo el aire entra y sale de tus pulmones es una de las recomendaciones más sencillas y eficaces.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.