Pedro Jiménez: Sólo apoyaremos las propuestas que beneficien positivamente al Transporte Público

Enterate24.com- El ejecutivo nacional convocó a los distintos representantes del Transporte Público para informar de la imperiosa necesidad de implementar un conjunto de medidas urgentes y de desarrollar distintos programas en función de garantizar la sustentabilidad y operatividad del sector, medidas y acciones que implican cambios sustanciales y por ende se requieren consensuar entre todas las partes implicadas.

Pedro Jiménez en representación de los Bloques del Transporte de Caracas, participante en dichas reuniones y en las variadas mesas de trabajo llevó, como corresponde, el conjunto de propuestas e informaciones aguas abajo, en tanto que dichas medidas afectan de manera sensible la operatividad y el rendimiento económico del trabajo realizado, a partir de la movilización y transporte de los usuarios, los cuales en su mayor número corresponde a los usuarios de los sectores populares que no poseen vehículo propio y que son de bajos ingresos, en consecuencia requieren obligatoriamente de utilizar su servicio para cumplir las tareas cotidianas,

Los voceros oficiales informaron que es de imperiosa necesidad fiscal para el estado venezolano, encontrar mecanismos que posibiliten que los combustibles (Gas, Gasolina, Diésel) tengan una tasa de retorno suficiente para garantizar la continuidad operativa de la industria, para el desarrollo de distintos planes y en consecuencia se eliminan las Bombas código #TP (100% subsidiadas para el transporte público), en tal sentido propusieron distintas modalidades, desde pagar sólo el (50%), veinticinco centavos de dólar ($0,25) por litro de combustible, hasta de canjear los litros de combustibles por una determinada cantidad de VeTicket (programa asociado al Carnet de la Patria), igualmente propusieron establecer una tarifa mínima urbana de dos con cincuenta (2,50 Bs).

Destacó Pedro Jiménez que en la asamblea realizada hoy martes 4 de octubre, así como en las consultas previas con todos los presidentes de líneas y las efectuada por ellos con sus distintos asociados, resultó que, por ahora, dadas todas las debilidades que manifiesta el programa VeTicket en su implementación, este no es aprobado por las bases del transporte, y se mantendrá esta negativa hasta tanto se corrijan sus fallas y mejore sustancialmente dicha propuesta. Y en relación a la tarifa mínima urbana que actualmente es de tres bolívares (3 Bs), aspiran por la realidad de un mercado dolarizado de insumos y repuestos, la inflación de todos los costos y la necesaria supervivencia del sector, proponen que la tarifa mínima sea de cuatro Bolívares (4 Bs), ($0,40) en tanto, a pesar de que ella no es suficiente, entendemos la realidad económica de la gran mayoría de nuestros usuarios, lo cual no permite, por ahora, cantidades superiores. 

Señaló Pedro Jiménez, en consenso con todos los presidentes de los bloques de Caracas que ellos aspiran que un porcentaje significativo (un diferencial del aumento de los combustibles) de la internacionalización  costo del combustible (eliminado el subsidio), sea gerenciado de manera transparente y que dichos montos sean eficazmente utilizado para renovar, modernizar el vetusto y desvencijado parque automotor actual, resolver los graves problemas de mantenimiento, señalización, seguridad vial y que dichas inversiones redunden en una mejora sustancial de la condición de calles, avenidas y autopistas en todo el país, pero especialmente en la ciudad de caracas.

Recuerda Pedro Jiménez. Afortunadamente Venezuela, por su ubicación geográfica y la temperatura no tan cálida de las aguas del Mar Caribe, adyacente a nuestras costas, no hace posible que las distintas tormentas tropicales, huracanes azotan con la fuerza con que asolan a otros países, pero a pesar de su menguada fuerza son numerosos los problemas viales que ocasiona, básicamente por la falta de mantenimiento e inversión.

Propone igualmente Pedro Jiménez en nombre del sector transporte que se impulsen programas efectivos para la recuperación productiva plena del país y en consecuencia mejoren sustancialmente los ingresos y la calidad de vida de los sectores populares, porque, en tanto ellos, nuestros usuarios, tengan buena capacidad adquisitiva y de consumo, todos ganamos, lo cual redundaría en la mejora de la rentabilidad y operatividad del Transporte público en la ciudad capital.