Oswald Peraza se apuntó una curiosa marca

Entérate24.com Oswald Peraza no había sido usado por el mánager Aaron Boone en los últimos dos encuentros de Nueva York, pero el miércoles el estratega decidió colocarlo en su habitual posición del shortstop, como cuarto en el lineup.

El novato respondió en el inicio del primer inning, empujando una de las tres carreras que anotaron los Yanquis contra el derecho de los Azulejos de Toronto, Mitch White.

En ese instante, Peraza entró al libro de récords, tras convertirse en el único jugador de las Grandes Ligas que consigue la primera impulsada de su carrera como el camporcorto titular de su equipo y cuarto en el orden ofensivo, desde que las producidas se convirtieron en una estadística oficial en 1920. Transcurrió más de un siglo para que algo así ocurriera, de acuerdo con la cuenta @optaSTATS.

La curiosa marca pasó inadvertida en medio del triunfo de los neoyorquinos 8-3 en el Rogers Centre, coronado con el jonrón 61 de Aaron Judge en el séptimo tramo, que empató el mítico registro de Roger Maris, establecido en 1961 para los Yanquis y la Liga Americana.

Peraza, de 22 años de edad, terminó el desafío con dos hits en cinco turnos, con una anotada y su particular impulsada, para mejorar su línea ofensiva a .313/.405/.406, con .812 de OPS, en 37 apariciones legales repartidas en 13 partidos, desde su estreno en la Gran Carpa, el 2 de septiembre.

El toletero derecho, oriundo de Barquisimeto, es el tercer mejor prospecto de Nueva York y el número 53 de las Grandes Ligas, de acuerdo con MLB Pipeline