Miami colocará a Luis Arráez en segunda base

Entérate24.com Tanto dio el cántaro al agua, reza un viejo dicho. Que en esta oportunidad se da la mano con otro no menos sabio que pregona que “el que persevera, vence”.

Marlins de Miami persiguió durante todo el invierno a Mellizos de Minnesota para tratar de obtener a Luis Arráez, tal como fue citamos un par de ocasiones en este medio. Y aunque Minnesota parecía no querer desprenderse del campeón bate de la Liga Americana, parece que pudo más el temor de perder con el criollo en el arbitraje. En un caso digno para ser emitido en el micro “Nuestro Insólito Universo”, Mellizos se negaba a elevar el sueldo anual a Arráez, quien solicitaba 6.1 millones, cifra si se quiere baja para un monarca de bateo en las Mayores de estos tiempos.

Y para no olvidar a Robert Ripley, creador del inefable “Aunque usted no lo crea”, no es la primera vez que Minnesota se despide vía canje de un campeón bate en ejercicio. Lo había hecho ya en 1978, cuando envió al panameño Rod Carew a los Angelinos, entonces de California.

La tarde del viernes, el mundillo del máximo nivel beisbolero se vio sacudido por la noticia de que el campeón bate de la Liga Americana 2022, no podría defender su trono en 2023, pues era enviado a la Liga Nacional, en un canje histórico para la pelota venezolana. Pues la transacción envolvió a cuatro jugadores, todos nacidos dentro de las fronteras patrias.

El núcleo del canje era representado en primer término por Arráez quien se dirigía a Miami. Y en segundo por el lanzador Pablo López, quien abandonaba las brisas miamenses para mudarse al frío de Minnesota.

Jeff Passan, de ESPN, fue uno de los primeros en confirmar la noticia, además de agregar que el cabimense López no haría solo el viaje. Le acompañarían dos prospectos: el infielder José Salas -quien ya ha visto acción en la LVBP con Águilas del Zulia- y el merideño Byron Chourio. Y no confundirse con el jardinero Chourio por su origen andino. No olviden que en los laboratorios del beisbol merideño lograron construir -hace no mucho tiempo- a un ganador del premio “Cy Young”, además de ser autor de un juego sin hits ni carreras en las Grandes Ligas.

En principio, al oficializarse el canje, no se sabía con exactitud cuál papel jugaría Arráez en su nuevo club. La gerente general de los Marlins, Kim Ng, dijo la noche del viernes que el recién adquirido jugador de cuadro Arráez, defenderá principalmente la segunda base esta temporada, según reseña Jordan McPherson, pluma al servicio del Miami Herald. “Lo veo bastante en esa posición”, declaró la señora Ng.

Arráez ganó un título de bateo con Mellizos en 2022 al batear para .316 puntos, cónsono con su average vitalicio de .314. Puede jugar tanto en el infield como en el jardín izquierdo. Para McPherson, ir a LoanDepot Park es un poco contraproducente para la perspectiva de poder de Arráez. Pero eso no es realmente lo más preocupante, pues hay un factor que lo sobrepasa: la alineación de los Marlins ciertamente se ve peor en el papel que la de los Mellizos. Habrá que ver cómo el yaracuyano manejará esa aparente gran dificultad.

Poner a Arráez en la segunda base con Garrett Cooper en la inicial, parecería dejar al equipo con un cuadro interior defensivo por debajo del promedio, según prevé McPherson.

Y a estas alturas… ¿Qué ocurre con López? Bob Nightengale del USA Today, recordó que el criollo realizó 32 aperturas para los Marlins la temporada pasada y tuvo efectividad de 3.75, WHIP de 1.17 y relación 174:53 K:BB en 180 entradas. El derecho estará bajo el control del equipo hasta la campaña 2024 y debería ubicarse cerca de la parte superior de la rotación abridora de los Mellizos. Su marca en 2022, temporada en la cual se despidió sin saberlo de Miami, fue de 10-10.

Definitivamente, tal balance no fue tan bueno como el equipo esperaba. Pero se mantuvo saludable después de perderse el final de 2021 por un problema en el hombro, además de estar por encima del promedio.

Nightengale expresa que es muy posible que junte todo y se vea como un tipo de la parte superior de la rotación por un tiempo. Pero también hay suficiente preocupación por su salud como para preguntarse cuánto durarán esos buenos momentos. Independientemente -prosigue el hombre de USA Today-, parece un canje sólido para los Mellizos, quienes también obtuvieron un prospecto límite entre los 100 principales en Salas -su mejor promesa del cuadro interior- y un comodín con muy buena pinta en Chourio, quien bateó para .344/.429/.410 cuando tenía 17 años, en la Liga Dominicana de Verano el año pasado.

Craig Mish, de SportsGrid, dedicó un trino bastante sentido a Pablo, al conocer su partida a Minnesota

“Pablo López es uno de los seres humanos más amables que jamás haya usado un uniforme de los Marlins. Es un hombre increíblemente genuino y con los pies en la tierra, que luce una sonrisa permanente. Se le extrañará enormemente”, escribió el analista en su cuenta personal de Twitter.