Mariela González Tovar: Animales de apoyo emocional: un nuevo rol de las mascotas

Enterate24.com- Un animal de apoyo emocional constituye un nuevo término que se usa para llamar a aquellos animales que ayudan a las personas en manejar su ansiedad y miedos, apoyando en el tratamiento psicoterapéutico de sus amos o dueños, por medio de su compañía.

Este nuevo rol que tienen las mascotas lleva a subrayar la importancia de que deban permanecer cerca de las personas que asisten, en especial cuando éstas sufren de crisis de pánico, episodios de estrés, ansiedad, miedos recurrentes, y/o depresión.

Los psicólogos estamos cada día incluyendo muevas técnicas y estrategias para que nuestros pacientes puedan mejorar en el control de sus emociones y conductas; y en la actualidad hemos visto cómo con frecuencia, la mascota del paciente trae beneficios a la condición psicológica o emocional de éste.

Es por esto, que ahora es muy común que el animal acompañe a sus dueños al trabajo, a la universidad o incluso al momento de viajar, trayendo consigo una disminución de la reactivación fisiológica asociada al trastorno, y fomentando el control de la persona, al transmitirle confianza y seguridad en cualquier momento.

En Estados Unidos los animales de apoyo emocional pueden viajar en cualquier tipo de transporte con sus dueños, sin existir limitaciones de tamaño, raza o peso. Sin embargo, en Latinoamérica aún existen discusiones al no existir una normativa tan clara, y es necesario que profesionales de la psicología emitan un certificado la mayoría de las veces, avalando que el animal tiene el rol de apoyo emocional.

Ahora bien, para certificar esto, es importante que el animal obedezca las instrucciones de sus dueños, que sea sociable, pero sin molestar a las personas que están alrededor de sus dueños. Los psicólogos especificamos la patología del paciente y la manera en que el animal lo ayuda con sus problemas emocionales, pero trabajamos en conjunto con los veterinarios para garantizar el entrenamiento de éste.

Es cierto que aún a nivel científico es necesario investigar a fondo el rol de apoyo emocional que tienen las mascotas, para que pueda ser reconocida como una terapéutica y desmitificar los mitos que pueden existir en torno al tema. Hasta que lleguemos a ese punto, los psicólogos les daremos la bienvenida a los nuevos “ayudantes” en los tratamientos terapéuticos siempre y cuando esto beneficie a nuestros pacientes.

Mariela González Tovar, PhD

Psicólogo Clínico

marielagonzalezrd@gmail.com