Mantener un peso saludable y ejercitarse continuamente pueden evitar la artrosis

Aunque la enfermedad tiene un componente genético y se asocia al avance de la edad es posible retrasar o impedir su aparición con buenos hábitos de vida

Enterate24.com- La artrosis es un padecimiento ocasionado por el desgaste de los cartílagos que revisten las articulaciones y causa síntomas como intenso dolor, limitación funcional y atrofia muscular; por lo que afecta la calidad de vida de quien lo padece. Sus causas son diversas, pero los especialistas advierten que el ejercicio físico, mantener un peso adecuado y una dieta rica en alimentos como los vegetales,  ayudan a evitarla o retrasarla.  

El Dr. Leopoldo Maizo, médico traumatólogo especialista en reemplazos articulares del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), en Caracas, explica que si bien la genética y la edad están ligadas en su aparición, el estilo de vida de una persona también la hace propensa en mayor o menor medida a sufrir esta enfermedad.

“El deterioro del cartílago es algo que usualmente está asociado al pasar de los años, pero cuando ocurre más rápido de lo normal es que se diagnostica la artrosis. También hay antecedentes familiares, de padres o hermanos que la tienen. Y hablamos de factores que predisponen aún más como: el sobrepeso, sedentarismo, el consumo de carnes rojas y lácteos, que incluso la OMS ya no los aprueba para la salud de los huesos; por lo que la actividad física y una alimentación rica en vegetales y legumbres evitarían o retrasarían la enfermedad”, señala Maizo.

Además de la genética, la edad y el estilo de vida,  hay otras causas como la displasia de cadera (de nacimiento), las fracturas en determinadas partes del cuerpo y las lesiones en el ligamento cruzado de la rodilla, que están asociadas a los casos de artrosis prematura.

El médico traumatólogo del GMSP explica que esta enfermedad afecta mayormente la cadera, la rodilla y la columna vertebral, debido al peso que soportan estas articulaciones. Sin embargo, también puede verse en las muñecas y los hombros.

Diagnóstico imagenológico

Maizo indica que esta enfermedad se diagnostica a través de estudios de imagenología, y en el GMSP se cuenta con tecnología de alta definición. “Para la artrosis, el estudio sine qua non es la radiografía simple, de buena calidad. Con eso se puede hacer un diagnóstico. En casos más complejos, como los asociados a fracturas, se les indica tomografía o resonancia magnética”, señala.

Es importante resaltar que, el  GMSP cuenta con equipos de imagenología de alta precisión y calidad, con los que se puede realizar estudios de rayos X, tomografía y resonancia magnética para detectar deterioros articulares, como en el caso de la artrosis.

Esta unidad de la clínica posee un tomógrafo de 128 cortes de reciente gama y el resonador de 1.5 tesla de campo cerrado, que la diferencia de otros centros de salud, así como personal altamente capacitado para el manejo de estos equipos y diagnóstico por imágenes.

Tratamiento

Para tratar la artrosis hay diversas opciones, y el médico determinará cuál es la indicada, dependiendo en qué etapa de la enfermedad se encuentre el paciente.  Maizo señala que, en los casos leves o moderados, es posible “frenar” el deterioro articular con diferentes métodos.

“La persona con dolor o molestia tiene una artrosis leve o moderada que se puede contemporizar, es decir, no se puede retroceder pero sí evitar que se desgaste aún más.   La primera línea de tratamiento es la terapia de rehabilitación, la cual busca fortalecer el músculo, para darle menos peso a la articulación. Otras opciones son los aportes biológicos como las inyecciones de plasma rico en plaquetas o de ácido hialurónico”, indica el médico traumatólogo del GMSP.

Reemplazo articular

El especialista explica que las cirugías de reemplazo de la articulación afectada es la última opción médica. Se realiza cuando la artrosis es severa, la persona siente mucho dolor y tiene limitación funcional.

“La cirugía se realiza cuando no son suficientes las terapias físicas, ni el tratamiento farmacológico y el paciente sigue presentando dolor; entonces, se procede a la  colocación de prótesis en sustitución de la articulación dañada. Estas pueden ser de cerámica, titanio o polietileno, que harán la misma función articular”, precisa el galeno, al tiempo que resalta la importancia del equipo humano, técnico y quirófanos acondicionados para tal intervención, elementos  con los cuales se cuenta en la clínica del GMSP.

La paciente Gloria Chibas, de 71 años de edad, es uno de los casos de artrosis severa de cadera tratado quirúrgicamente y de forma exitosa por el Dr. Maizo en el GMSP.

Chibas presentaba intenso dolor. “No podía caminar, cojeaba y se me dificultaban mis actividades diarias. Tengo desgaste en ambas caderas, pero una más afectada que la otra. La intervención fue un éxito y hoy me siento renovada, gracias al profesionalismo del médico y a la atención recibida en la clínica”, señala.