Magallanes barrió y eliminó a Caribes

Entérate24.com La víspera de navidad consumó sorpresas. O al menos así parece, vista en retrospectiva el campeonato. Navegantes del Magallanes venció 8-4 a Caribes de Anzoátegui, para eliminar a los orientales por primera vez, luego de 12 clasificaciones consecutivas a la postemporada.

El encuentro completó la barrida en la serie de dos desafíos disputada en el Estadio José Bernardo Pérez de Valencia, los últimos careos que tendrán entre ellos esta zafra los finalistas del ruedo anterior.

Con el triunfo, la galera se afianzó en el cuarto y último lugar que ofrece un cupo directo al Round Robin, tras tomar ventaja de un juego contra Bravos de Margarita, que perdió en la jornada ante Águilas del Zulia, el otro equipo fuera de competencia en el certamen.

El resultado en el feudo carabobeño se combinó con el triunfo de Tigres de Aragua sobre Tiburones de La Guaira para dejar sin opciones matemáticas a la Tribu de optar a un cupo al Play In. De esa forma, la divisa que había estado en cuatro de las últimas cinco Series Finales, se quedó en el camino durante la ronda regular.

A un avance a playoffs se quedó la escuadra indígena de igualar el récord de 13 presencias seguidas en etapas definitorias fijado, precisamente, por los filibusteros entre la 1989-1990 y la 2001-2002, quienes en la presente justa hicieron todo lo posible por evitarlo.

La serie particular quedó a favor de los nautas 6-2, con par de barridas en fila, una en Puerto La Cruz, y la alcanzada esta noche, ambas en diciembre.

El último mes de la temporada resultó catastrófico para los anzoatiguenses, que tienen récord de 7-14 en el lapso, solo por encima de Zulia, que marcha con registro de 5-16.

Por segunda noche seguida, la defensiva indígena se desdibujó en el feudo carabobeño. En esta oportunidad, con cuatro errores, sumados a los tres de la anterior. De las 17 carreras que encajó la visita en el par de partidos, 10 fueron sucias.

Racimos de tres carreras en la segunda entrada y de cuatro, en la tercera, abonaron desde temprano el lauro filibustero, complementado por un sólido relevo de Robert Zárate, Wilking Rodríguez, Alexandro Tovalín y Enderson Franco, brazos que se combinaron para no recibir carreras en los últimos cuatro episodios.

Henderson Álvarez subió a la loma como el abridor por los locales y logró completar cuatro innings, pese a ser apenas su segunda apertura de la campaña, primera desde el 30 de octubre.

Álvarez se mostró eficaz al forzar rodados de los rivales a lo largo de toda su presentación, contando con el apoyo al campo de sus cofrades, quienes no cometieron ninguna pifia. Su labor fue mejor de lo que exhibe la línea final de cinco hits y tres carreras limpias con dos boletos, antes de ceder su lugar en el montículo a Nivaldo Rodríguez.

“Hoy me sentí muy bien. Todos mis pitcheos estaban en la zona bajita”, mencionó Álvarez al departamento de prensa bucanero tras el último out. “Mi problema era que estaba dejando los envíos altos, pero he trabajado para llevarlo al terreno y hoy me dio resultado. Trabajé mucho para recuperar la localización”.

Rodríguez (3-1) se llevó el lauro, pese a permitir que anotaran dos corredores heredados de Álvarez y aceptar otra propia, con par de incogibles en una entrada.

El revés fue para Jesús Reyes (0-4), quien recibió dos hits, pero otorgó cuatro pasaportes, para terminar con cinco rayas admitidas -tres limpias- en 2.1 actos.