Maestra baleada por un niño de seis años en EE.UU. demandó a la escuela

Entérate24.com La abogada de una maestra estadounidense herida de bala por un alumno de seis años anunció el miércoles una demanda contra las autoridades escolares, señalando que ignoraron múltiples advertencias sobre la amenaza.

La abogada Diane Toscano dijo que los administradores de la Escuela Primaria Richneck en la ciudad de Newport News, Virginia, fueron advertidos tres veces el 6 de enero por su cliente Abigail Zwerner y otros maestros que el niño podría tener un arma y estaba amenazando a otros.

Esa mañana, Zwerner, de 25 años, les dijo a los administradores de la escuela que el niño, quien no ha sido identificado, había amenazado con golpear a otro niño.

“Pero a la administración de la escuela no le importó”, afirmó Toscano.

Una hora más tarde, otra maestra les dijo que el niño aparentemente había traído un arma a la escuela, que podría tenerla en su bolsillo en el patio de la escuela.

Luego, un tercer maestro informó que otro alumno, llorando, dijo que había visto el arma y que lo habían amenazado con ella.

Aún así, no se tomaron medidas y se le negó el permiso a un empleado de la escuela para revisar al niño. Un administrador dijo que el menor “tenía bolsillos pequeños” y que el tema podría dejarse hasta que terminara la jornada escolar.

“Casi una hora después”, Zwerner recibió un disparo en la escuela primaria Richneck “frente a esos niños horrorizados”, dijo Toscano, relata AFP.

“Esta tragedia fue totalmente prevenible si los administradores escolares responsables de la seguridad escolar hubieran hecho lo que debían y tomado medidas cuando tenían conocimiento del peligro inminente”, dijo.

Zwerner sobrevivió a un disparo en el pecho y ahora se está recuperando en casa, pero deberá someterse a más cirugías.

El caso sorprendió a gran parte de la nación por la edad del niño, quien aparentemente sacó el arma de su madre de un armario.

Los padres del niño emitieron un comunicado la semana pasada elogiando a Zwerner y afirmando que el arma había estado en lugar seguro.

Dijeron que el niño sufre de “una discapacidad aguda” y estaba bajo un plan especial de atención escolar que generalmente involucraba a un miembro de la familia que lo acompañaba a la escuela y a clase.

“La semana del tiroteo fue la primera semana en la que no estábamos en clase con él”, dijeron.

Debido a su edad, es improbable que el niño sea inculpado. Sin embargo, sus padres podrían enfrentar cargos por permitir que tuviera acceso a un arma.