López: “Lo más difícil para el staff técnico del Clásico fue el pitcheo”

Entérate24.com La visión de Omar López para dirigir a la selección de Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol 2023 comenzó a formarse antes de oficializarse su escogencia como mánager en agosto. Incluso antes del primer contacto telefónico con Luis Blasini -gerente general- en plena pandemia de 2020, como uno de los candidatos al puesto.

López fue coach asistente de la delegación nacional en el certamen de 2017. Conoce de primera mano los errores cometidos en el pasado, y desde entonces, se comprometió a evitarlos en su carrera, aún sin saber que casi seis años después tendría la responsabilidad de escoger al staff técnico como piloto para el torneo.

“Mi mentalidad esta vez fue buscar especialistas en las áreas específicas”, explicó el estratega en la última visita de Caribes de Anzoátegui al Estadio Universitario, sobre el proceso de escogencia de coaches para el evento. “Parte de la experiencia que viví en el Clásico pasado fue que es difícil contar con un cuerpo técnico que se haya dedicado toda su carrera a lo que yo he hecho, que es coachar. Porque sus mentalidades son como dirigentes”.

En esa última cita universal, el capataz fue Omar Vizquel, quien estuvo acompañado por Eduardo Pérez como coach de banca, Carlos Subero en primera base, Carlos García en tercera, Henry Blanco en el bullpen y Clemente Álvarez como un instructor extra. Cada uno de ellos con experiencia como mandamás.

Para esta oportunidad, López junto al comité directivo de la selección realizó una lista de ocho candidatos para cada área y a partir de allí comenzó la depuración. En el caso de los que no habían trabajado con él, comenzó a llamar a personas que conocieran de cerca sus metodologías de trabajo, para evaluar si pasaban a la siguiente fase de reclutamiento.

“Redujimos la lista a cuatro por cada área y fue cuando comenzaron los procesos de entrevistas vía Zoom. Cada una duró alrededor de dos horas con algunos y entre hora u hora media con otros”, mencionó el carabobeño. “Al final hicimos una evaluación de las personas que para mí en ese grupo tan selecto y tan bueno, pensamos que podían ocupar cada cargo”.

Prensa LVBP