José Altuve hará lo posible para uniformarse con el Magallanes

Entérate24.com Eran las 4:30 pm, un sol inclemente azotaba el Estadio José Bernardo Pérez y en la lejanía una figura emergió del dugout local. José Altuve tomó por sorpresa a todos los presentes en el parque valenciano con su visita previa al duelo entre Navegantes del Magallanes y Leones del Caracas.

En cuestión de segundos, se vio rodeado de un nutrido grupo de periodistas que se abalanzó hacia él. Aunque un integrante de la seguridad advertía que no era el momento de dar declaraciones, lo haría después.

“En el camino de Maracay a Valencia le dije a mi esposa que aquí tengo uno de los mejores recuerdos de mi carrera profesional, espero con el favor de Dios un día poder uniformarme y jugar”, rememoró el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2017 y seis veces ganador del Bate de Plata al departamento de prensa eléctrico. “Creo que sería un sueño para mí”.

El estelar segunda base de los Astros de Houston ha dejado claras sus intenciones de vestirse de bucanero esta campaña, aunque la falta de aval de Major League Baseball hacia la divisa para contar con personal adscrito al beisbol organizado, se atraviese en su deseo.

“Cuando dije en el Spring Trainning que quería jugar, pensé que ya para esta fecha estaría listo, pero, aun así, creo que pudiera hacer todo lo posible, improvisar para uniformarme”, expresó el nacido en Puerto Cabello, pero criado en la capital aragüeña.

La última vez que Altuve se uniformó con la Carabela fue en la campaña 2012-2013, cuando disputó 35 encuentros y dejó promedios de .336/. 406 /. 441 con 48 hits, entre ellos 10 dobles, además de 27 carreras empujadas con 19 anotadas.

Una de las asignaturas pendientes de “Tuve” es sumar a sus vitrinas un título en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, tal parece que no le basta con las dos Series Mundiales obtenidas con los siderales, en 2017 y en la última campaña.

“Muy contento de haber podido ganar otra Serie Mundial, trabajamos muy duro como equipo, hicimos las cosas al final para completar el trabajo y creo que todos estuvimos bastantes contentos en ese momento”, mencionó el ocho veces convocado al Juego de Estrellas y en tres oportunidades campeón bate del Joven Circuito.

Se cuenta que se le vio abrazado con Robinson Chirinos en el clubhouse eléctrico y se mostró con absoluta naturalidad con los integrantes actuales de la nómina carabobeña, despojándose de currículos y hazañas.

Por lo pronto, habrá que esperar para saber de qué forma podrá “improvisar” para convertirse en tripulante de honor mayor en la nave. Quizás haya alternativas que estén por conocerse. Si lo consigue será otra gran noticia para la LVBP.