Jaime E. Peñaloza Durán: El ciclo de vida

Inicia la semana comprendida entre el domingo 6 y el sábado 12 de junio. Es el día 157 del año y faltan 208 para que finalice 2021.

Celebraciones: Hoy se celebra el día mundial de los trasplantados. Lunes 7 día mundial de la Inocuidad de los Alimentos. Martes 8 día mundial de los océanos, día mundial del Terapista del Lenguaje (nueva fecha incorporada). Miércoles 9 Día Internacional de los Archivos, este día se utiliza para honrar el trabajo de los Archiveros, Archivistas, Archivonómos y Archivólogos (nueva fecha incorporada). Jueves 10 Día Mundial de la Seguridad Vial (nueva fecha incorporada). Sábado 12  Día mundial Contra el Trabajo Infantil.

Pensamiento: “No hay que dar tantas vueltas en la vida, para terminar entendiendo que ella es solo un ciclo con inicio y fin, en el cual convergen todos los actos realizados con poco placer o mucha tristeza” Jaime E. Peñaloza Durán.   

Entérate24.com- Todo el que nace es bonito, y el que se muere era bueno. Este es el comentario inmediato que se da sobre estos dos acontecimientos que representan los puntos extremos que signan el hecho más importante para un ser humano y que todos llamamos vida.

Sin duda, esos populares comentarios acerca de estas realidades extremas, constituyen verdades lógicas. Para el que acaba de nacer no es justo estrenarlo con prejuicios adelantados de su incipiente inocencia, con la cual acaba de llegar al mundo. Por otra parte, tampoco se debe empañar la moral y vida de una persona que ha dejado de formar parte por lo menos físicamente de la sociedad. En todo caso, los mejores consejeros en esos momentos se llaman precaución y cautela con los comentarios pocos indebidos.

El principio fundamental en el cual se basa la razón de la vida, responde a leyes naturales, estas nos conducen al cumplimiento de etapas claves que fortalecen los cuatro propósitos para los cuales fuimos ordenados en el universo. El objetivo natural gira de la mano con el propósito único de darle continuidad al proceso evolutivo orgánico para cumplir con la trayectoria signada por la vida, durante la cual nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos.

Siendo estos hechos complementarios entre sí, e ineludibles por la razón de haber nacido, corresponde a cada quien experimentar sobre cada uno de ellos, y de esta manera dar por culminado el tránsito por ese fenómeno natural que los entendidos han denominado el ciclo de la vida.

La felicidad que se espera disfrutar durante la duración del ciclo de la vida, va a variar dependiendo de la oportunidad que se tenga de hacerla menos o más corta, efímera o duradera, en todo caso, su cumplimiento va a estar íntimamente ligado a la culminación de cada fase, pues, de la realización de estas, vendrá la resignación con la muerte, como etapa definitiva y consecuente de haber vivido.

El nacimiento es el momento en que termina el proceso de gestación, y emerge un nuevo ser vivo a la tierra. También es el acto de salir una persona o un animal vivíparo del vientre de la madre, un animal ovíparo del huevo o una planta de la semilla.

Nacemos porque es ley natural para la preservación del género sobre la tierra, y de esta forma dar continuidad a un nombre, estilos y costumbres heredadas de los familiares ancestros. 

Crecemos físicamente atendiendo a razones orgánicas que van a hacer que el cuerpo sufra transformaciones normales con respecto a ciertos aspectos relacionados con el tamaño, peso y otras variaciones fisionómicas de la persona durante el desenvolvimiento normal.

El desarrollo natural por el cual pasamos, se evidencia por la capacidad de procrear; en el caso de la hembra desde el momento que se le presenta la primera menstruación, y en el varón según lo explica Medlineplus, ocurre a partir de las emisiones nocturnas regulares (sueños húmedos), lo cual marca el inicio de la pubertad que normalmente ocurre entre los 13 y 17 años.

La edad promedio es alrededor de 14 años y medio. El cambio en la voz en los hombres sucede al mismo tiempo que el crecimiento del pene.

Los ciclos por los cuales se pasa obligatoriamente van a marcar el tiempo transcurrido desde el momento del nacimiento hasta que se deja la vida terrenal. Pero, existen otros elementos adosados a la parte del desarrollo humano que vienen a perfeccionar el tránsito de las personas por este largo peregrinaje llamado vida, como por ejemplo el desarrollo general de la persona.

“Según publicación de Uni>ersia ar en fecha 27/09/2019, el desarrollo personal, es la realización de un proceso de introspección en el que intentamos descubrir nuestra propia identidad para explorar nuestros talentos, mejorar nuestra salud, hacer cambios en nuestro estilo de vida, y todo aquello que sea necesario para estar en armonía con nuestra mente y cuerpo”.

De acuerdo con este razonamiento puede inferirse que la etapa del desarrollo personal lleva implícita la mágica tarea de trabajar sobre tres importantes aspectos que nos llevaran a una adecuada realización personal, para lo cual debemos:

Primeramente conocernos a nosotros mismos, trabajando en ello con una especie de matriz de convicción personal, acerca de lo que significa balancear las cosas positivas y negativas para el organismo.

Luego debemos entrar en el proceso de desarrollar las estrategias personales resultantes del balance anterior entre lo bueno y lo malo, es decir, debemos preguntarnos sesudamente ¿dónde nos encontramos, hacia dónde deseamos ir y cómo vamos a llegar?

Después con una importante carga de positivismo mental, debemos seguir avanzando hacia el primer gran logro esperado, que debe ser recompensado con la ansiada llegada de la motivación, ya que de ella depende la concentración de fuerza acumulada para la continuidad de lo que se aspira lograr.   

Seguidamente, debe elaborarse un plan con miras a equilibrar los elementos que conforman la vida de las personas, entre ellos los aspectos propios como lo son las actividades personales, laborales, sentimentales y sociales entre otras.

Al final, se tendrán los aspectos más importantes para conocerse mejor así mismo, estos giran en torno a la capacidad de autocrítica que cada quien posea y la certeza sobre la introspección que a bien tenga realizar para llegar a la tranquilidad y paz personal.

Muchos son los aspectos que se han tomado para una perfecta conformación del ciclo de la vida, y así encontramos que algunos lo vinculan con importantes áreas como lo son: carrera, finanzas, salud, familia, amigos, romance, crecimiento personal, recreación, ambiente e imagen personal.

Para otros el ciclo de la vida responde a algunos puntos claves en las personas que se encuentran íntimamente ligados a los aspectos familiares, financieros, espirituales, profesionales, culturales, sociales, de salud, físicos y materiales, de pareja y sexuales.

El paso por la vida deja grandes experiencias y enseñanzas, que al final a cada quien le corresponderá evaluar el cumplimiento de las fases transcurridas desde el nacimiento hasta la muerte. Los que no tomen en cuenta a tiempo esas enseñanzas no les tocará más que evocar: “In ludum vitae, in ludo qui plays big puerum nigrum plays in scopum et ludos, ludere in dives et pauper in plays…. In Ludo vitae fortunam nihil valet, quia in fine ludi, qui vincit albur de morte…”, que ya el inquieto anacobero Daniel Santos en su época de oro y cargado de mucho despecho cantaría: “En el juego de la vida, Juega el grande juega el chico, Juega el blanco y juega el negro, Juega el pobre y juega el rico…. En el juego de la vida, Nada te vale la suerte, Porque al fin de la partida, Gana el albur de la muerte…,”

Saludos, vuelvo en una semana

Jaime E. Peñaloza Durán.