Jaime E. Peñaloza Durán: Basura y Reciclaje, dolores de cabeza para el mundo

Celebraciones: El viernes 12 se celebra en Venezuela el día de la juventud.

Pensamiento: “Hay gente que asegura tener bienes valiosos y pulcros en equipos y enseres de la casa, pero en la basura hay mucho dinero confundido con desecho” Jaime E. Peñaloza Durán.

¡Lo que no sirve se bota, y lo que sirve se embojota…, decía la Carmelota!

Entérate24.com- Con esta rima se hacía alusión a la limpieza que debía mantenerse en los hogares. Con ello se trataba de dejar solo aquello que realmente se le estuviera dando el uso adecuado, o que estando guardado fuera indispensable tenerlo allí para cuando se necesitara, así de manera obligada habría de sacarlo del closet, para darle su normal uso. Verbigracia el arbolito en el mes de diciembre con toda la parafernalia de adornos navideños.

En los países desarrollados, priva la idea de que lo que no se ha utilizado en los últimos 3 años, ya no se necesita, por lo tanto, es basura. Por otra parte, existe un sano consejo que versa sobre la necesidad de desprenderse de todo aquello que ya no se use, aprovechando su deshecho en el momento de mudarse, si no lo hace, se estará llevando basura para la nueva casa. 

La diferencia entre la generación de basura y el deseo de reciclar, está referida a las distintas culturas sociales por el manejo de los aspectos inherentes a la conciencia ciudadana. Al final ambos representan dos dolores de cabeza para la humanidad; el primero por la indiferencia con que se maneja la producción indiscriminada de material desechable, y la segunda por la lucha en pro de convencer a la humanidad de clasificar los materiales a usar y consumir, aun antes de realizar las respectivas compras.         

Ahondar en el punto del reciclaje, a cualquiera lo coloca en una posición difícil, toda vez que el éxito de los programas destinados a fortalecer la conciencia de las personas en lo atinente al tema, pasa por una serie de aspectos relacionados con el fortalecimiento de una verdadera conciencia ambiental.

El adosamiento de la conciencia ambiental en la mente de las personas, pasa por una serie de peldaños que transitándolos con meticulosa precaución puede llegar a convertirse en el elemento fundamental para el cumplimiento de tan añorada actividad sanitaria.   

El punto de partida reúne una serie de requisitos, que nacen desde el propio hogar con la formación de valores en la acepción de lo que es el orden y la limpieza. Igualmente la claridad que se tenga en los motivos relacionados con la acumulación, manipulación y bote de la basura. Igualmente en todo lo atinente al cuidado en la contribución disciplinada del proceso general que involucra el desecho y reciclaje de todo lo que no sirve. 

Un aspecto importante consiste en pensar seriamente en el excesivo consumo de todas aquellas bebidas y comidas rápidas que generan ilimitadas cantidades de residuos.

Otro de los motivos que aumentan exponencialmente los desechos, es la proliferación de envases inapropiados para el depósito de los sólidos, e igualmente la ubicación de estos en sitios alejados de las vías de mayor transitividad.

Las personas que viven de la recolección de basura corren el riesgo de contraer enfermedades infecto-contagiosas de cualquier género, propias del ambiente en el cual conviven y donde se nota una preocupante ausencia de políticas de salud públicas tendentes a la prevención de insalubridad. En muchos casos, de esta actividad participan familias completas incluidos menores-infantes.

Aparte de las urbes de las grandes metrópolis, los lugares predilectos por los buscadores de basura son las márgenes de los ríos, orillas de lagos, faldas de montañas y otros más, en los que siempre prevalece  el elemento peligro. 

Existe otro importante número de buscadores de basura que forman parte del entorno de los vertederos oficiales. En estos lugares la descarga de basura por parte de los camiones recolectores encargados del trabajo, se ven entorpecidos por el pugilato que se presenta entre recolectores humanos y animales de todo tipo, rastreros y voladores disputándose lo más valioso del desecho arrojado.

Dadas las pésimas condiciones en las cuales se mantienen los centros de recolección, es necesario que los gobiernos se avoquen a la preparación y desarrollo de programas efectivos tendentes a concienciar a la población en la práctica de clasificación del desecho, a fin de evitar que se sigan agudizando los problemas para la conservación del planeta tan deteriorado en las últimas décadas. 

De acuerdo con información obtenida del Centro de Capacitación Eléctrica y Energías Alternas (CCEEA) de México, los países con mayores aportes de medidas para lograr el mayor reciclaje en el mundo y disminución de efectos nocivos de la contaminación son:

Suiza

En los años 80, el país tuvo graves problemas de contaminación, los ríos estaban llenos de nitratos y fosfatos y el suelo por metales pesados. Optaron por tomar medidas drásticas y han funcionado.

El reciclaje es obligatorio, de no hacerse las multas ascienden a los 10,000 euros. La clasificación debe hacerse minuciosamente, por lo tanto, la mayor parte de la basura es reciclada. En Suiza se recicla: 93% de vidrio, 91% de aluminio y 83% de botellas de PET. Las medidas que tomaron fueron exitosas, no solo ayudan a cuidar el medio ambiente, también se traducen en ahorros económicos y energéticos.

Austria

El porcentaje de reciclaje es del 63%, en la región de Estiria se ha convertido en un referente mundial en gestión de residuos y reciclaje. Miles de especialistas viajan hasta el estado para aprender las políticas y acciones que emprenden en el reciclaje.

Alemania

Este país logra reciclar el 62% de toda la basura que genera, comenzaron con el desuso de bolsas de plástico y le siguieron medidas de clasificación de residuos, educación ambiental desde edad temprana y conciencia social. Un ejemplo del compromiso de la sociedad alemana es el supermercado sin envases.

Bélgica

En Bélgica la tasa de reciclaje es del 58%, incluso existen regiones en donde la tasa de reciclaje es del 75%  Los residuos se separan para reutilizarse, reciclarse o convertirse en composta.

Países Bajos

La tasa de reciclaje es del 51% y tienen las mejores políticas de medio ambiente del mundo, además de reciclar, son líderes en cuidado del agua y aprovechamiento energético.

Para el informador argentino PRS Presente, una de las principales acciones para contribuir con la salud del planeta, reside en la puesta en práctica de las “cuatro erres del reciclaje”, que  consisten en:

Reducir

Debe evitarse la compra de productos innecesarios y que además llevan consigo elementos que en muy poco tiempo van a ser basura como por ejemplo productos con un exceso de embalaje. No solo se puede reducir en términos de consumo de bienes, también en energía optimizando, por ejemplo, el uso de las lavadoras o lavavajillas. Se trata sencillamente de reducir el problema para disminuir el impacto en el medio ambiente.

Reutilizar

Implica dar un segundo uso a aquellos productos que ya no sirven para la tarea que fueron adquiridos, o bien repararlos para que puedan seguir cumpliendo con su función. Hay que intentar sacar el máximo provecho a las cosas que tenemos y cuando definitivamente no las podamos usar, regalarlas a alguien que sí pueda darles un buen uso. Muchas de las cosas que van a parar a la basura podrían volver a usarse como por ejemplo, el papel de regalo. No debe tirarse, hay que desenvolver con cuidado y usar el papel para futuros regalos que tengan que hacerse.

Reciclar

Significa hacer una selección de los residuos generados por nosotros mismos. Luego son tratados en plantas especializadas creando productos para otros usos o iguales de menor calidad. De esta manera, se evita el uso descontrolado de recursos naturales, se ahorra energía y se reduce el volumen de residuos.

Recuperar

Se relaciona con los procesos industriales y consiste en recuperar materiales o elementos que sirvan como materia prima. Por ejemplo, los plásticos se pueden recuperar mediante el proceso de pirólisis (por calentamiento) o los materiales utilizados en la fabricación de latas.

Algunos estudios aseguran que casi el 50% de los residuos sólidos que van a los vertederos son producidos en nuestras propias casas, y ni siquiera prestamos atención de ello y mucho menos nos enteramos. Por lo tanto, esa debería ser una seria advertencia de que “Habemus est vigilanti, quod ne in nobis inutilia, et hoc errore deciperis erit terminus sursum in a non-continens, destinarant obiecti recyclable” que como sabio consejo nuestros amigos repetirían en buen español, “Tenemos que estar ojo avizor, no sea que nos confundan con algo inservible y vayamos a terminar en un recipiente destinado a objetos no reciclables” 

Saludos, vuelvo en una semana

Jaime E. Peñaloza Durán