Factores «no modificables» hacen que algunas personas acumulen más grasa abdominal

Tener la cintura mucho más ancha de lo que se debería, podría detonar en un ataque cardíaco

Entérate24.com- Para comprender  por qué algunas personas acumulan más grasa en la zona abdominal, que otras, hay que atender, por un lado que hay factores “no modificables” como la genética, el sexo y la edad y, por el otro están los “modificables”, que serían los hábitos alimenticios y la actividad física, según explica el Dr. Juan José López, especialista en Endocrinología y Nutrición de la SEEN.

Es cierto que algunas personas pueden tener cierta tendencia a la acumulación de grasa en el abdomen debido a un componente genético (poligénico). Sin embargo, el Doctor López aclara que lo habitual es que tal tendencia, vaya acompañada de otros factores ambientales como malos hábitos alimenticios y sedentarismo.

En cuanto a la influencia del sexo y la edad, el aumento de grasa abdominal es más frecuente en el caso de los hombres. Además, a más edad, mayor es la tendencia a que se desarrolle este tipo de obesidad, tanto en ellos como en ellas.

La acumulación de grasa en la cintura y en el abdomen se da en distintos momentos de la vida en función de si hablamos de un hombre o de una mujer. En el caso de los hombres el aumento de la grasa abdominal se asocia más al consumo de alcohol en exceso, según explica la Dra. María Amaro, autora del Método Amaro de Adelgazamiento.

En cuanto a las mujeres este tipo de grasa suele aparecer de forma más frecuente tras la menopausia. “Muchas mujeres notan un aumento de la grasa del vientre a medida que envejecen, incluso aunque no estén aumentando de peso”, afirma la experta.

Más un problema de salud, que estético

Pero lo que sí es común en ambos casos, tanto en el hombre como en la mujer, es que la acumulación de grasa abdominal es más un problema de salud que estético. De hecho, la Dra. Amaro insiste en que, si no se pone solución lo antes posible, puede suponer un peligro grave.

También se asocia con un mayor riesgo de muerte prematura. La Dra. Amaro explica que las personas con un IMC (índice de masa corporal) normal pero con un IC-C (índice cintura-cadera) por encima del 0,95 en el caso de una mujer y por encima de 1, en casos de hombres, aumenta el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular.

Lea también: Estudio revela que bajos niveles de vitamina D en la sangre aumentan riesgo de contraer COVID-19

Los especialistas recomiendan incorporar la actividad física a la rutina diaria. Como mínimo para la mayoría de los adultos, sanos se recomienda la actividad aeróbica moderada, como por caminar a paso ligero, al menos 150 minutos a la semana o una actividad aeróbica vigorosa.  Los ejercicios aeróbicos a manera de entrenamiento de fuerza, al menos dos veces por semana, son muy recomendados. Al respecto,  la Dra. Amaro recuerda que si deseas perder peso o alcanzar metas específicas de acondicionamiento físico, es posible que necesites hacer más ejercicio.

En cuanto al descanso, es aconsejable un mínimo de siete horas al día, de sueño reparador.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24