El Tiempo: Cliver Alcalá revela detalles de la Operación Gedeón

Desde hace algunos meses, agentes especiales del FBI apostados en Colombia vienen haciendo varias preguntas sobre dicha operación

Entérate24.com.- El diario colombiano El Tiempo publicó un video donde el mayor general retirado Clíver Alcalá Cordones, revela detalles de la Operación Gedeón, presunto plan para derrocar a Nicolás Maduro.

Desde hace algunos meses, agentes especiales del FBI apostados en Colombia vienen haciendo varias preguntas sobre ‘Gedeón’, la polémica operación que gestaron militares venezolanos para supuestamente derrocar o asesinar a Nicolás Maduro, el 3 de mayo de 2020.

Están rastreando al vendedor de los 26 fusiles que iban a supuestos campamentos de entrenamiento en La Guajira y que la Policía de Colombia incautó.

Y ya interrogaron a Yacsy Álvarez, la venezolana capturada en septiembre, que la Fiscalía colombiana señala de ser la financiadora de toda la operación militar y quien, según investigadores, entró en contradicciones.

Pero aún hay piezas de esta trama que no encajan.

De hecho, EL TIEMPO estableció que la defensa de la mujer –quien se declara un chivo expiatorio– va a pedir que se vincule a la investigación a Juan Guaidó, líder opositor en Venezuela

Y también solicitará que se llame a indagatoria a Clíver Alcalá, el general chavista que salió a reclamar la autoría de la fallida operación militar, cuando se enteró de que Estados Unidos ofrecía 10 millones de dólares por su cabeza, por ser parte del ‘narcocartel de los soles’.

Clíver y el video

La Fiscalía mantiene el caso bajo absoluta reserva, pero EL TIEMPO estableció que Alcalá ya les entregó a autoridades una primera versión sobre quienes estuvieron realmente detrás del supuesto golpe.

Además, que agencias extranjeras y locales descubrieron que se estaba gestando un segundo operativo militar –similar a ‘Gedeón’–, esta vez con la supuesta misión de sabotear la instalación de la Asamblea Nacional venezolana, el 5 de enero, culpando de nuevo a Colombia.

Sobre lo dicho por Alcalá, reporteros de este diario establecieron que existe un video de cerca de una hora, que este accedió a grabar poco antes de que lo subieran a un avión de la DEA, el 28 de marzo de 2020.

“Fue muy difícil porque no podíamos comprometer al Estado colombiano y teníamos que hacerlo en secreto al Estado colombiano (…) Porque estamos en suelo, estábamos violando la constitución colombiana”, dijo Alcalá en el video cuando se le preguntó por la ‘operación Gedeón’ y hasta pidió perdón. En otro de los apartes, que se mantiene bajo reserva, habló incluso del rol que cumplieron algunos de sus cómplices.

De hecho, después de la grabación, la familia de Alcalá alcanzó a ser reubicada por agentes federales en un apartamento en los alrededores del Parque de la 93, norte de Bogotá.

Y luego, oficiales de la Dijín, Migración Colombia y la Dirección Nacional de Inteligencia (DNI) se encargaron del operativo de traslado hasta las escalinatas del avión federal.

En la información a la que EL TIEMPO tuvo acceso, también se hace referencia a por qué Alcalá aseguró que tenía contactos con gente de la DNI y en eso lo secundó su amiga Yacsy Álvarez, quien aparece en videos ayudando a mover las maletas en las que iban las armas que luego fueron incautadas.

A mediados de abril de 2018, cuando pidió refugio en Bogotá, se presentó como un enemigo de Maduro y un perseguido de ese gobierno con información relevante.

Pero, a los tres meses, cuando se detectó que estaba entregando datos que aparecían en fuentes abiertas (como Internet), se cortó el contacto con el militar. Sin embargo, EL TIEMPO estableció que, en 2019, hubo un nuevo contacto, en el marco de la Asamblea de la OEA en Medellín, donde dijo que se iba a declarar perseguido político.

Los Franklin

Pero no lo logró y solo volvió a aparecer cuando el gobierno Trump ofreció la jugosa recompensa por su cabeza.

Y todo indica que tampoco logró sellar un acuerdo de colaboración en Estados Unidos. Su familia dejó de ser custodiada hace rato y Alcalá sigue siendo procesado por participar en la conspiración para traficar coca, junto con otros 14 acusados del ‘cartel de los soles’, incluidos Nicolás Maduro y Diosdado Cabello.

La DNI también se refirió al caso. Ha hecho saber que en esa entidad no existe ningún agente de nombre Franklin Sánchez.

El nombre salió a relucir en declaraciones de Yacsy Álvarez, hoy presa en la cárcel El Pedregal.

No obstante, la defensa de la venezolana, en manos del penalista Alejandro Carranza, dice que no solo va a probar que su clienta no sabía qué iba en las maletas que ayudó a mover.

Carranza también dice que en la etapa de juicio va destapar evidencia de que la venezolana sí habló con alguien que se identificaba como miembro de la DNI y que un estudio técnico demostrará de dónde salieron las llamadas.

En todo caso, hay otro Franklin en la trama que está bajo la lupa de las autoridades. Pero es venezolano y su apellido es Durán.

Inicialmente apareció como un exitoso empresario, vinculado a Venoco, aerolínea en donde trabajó como gerente de mercadeo Yacsy Álvarez.

Pero luego se estableció que en uno de sus aviones se movieron a varios de los involucrados en el supuesto intento por derrocar a Maduro, incluida la venezolana y el ex boina verde Jordan Goudreau.

El registro de vuelo, del 16 de enero de 2020 –revelado por la ‘W Radio’–, señala que la aeronave despegó de Opa Locka, Florida, y llegó a Barranquilla.

Además de la tripulación –Pablo Ruiz Rodríguez y Juan Luis Pérez– figuraban en la lista de pasajeros Luke Denman y Airan Berry, capturados en Venezuela en medio de la fracasada incursión militar.

Pago en oro

EL TIEMPO tiene en su poder el carné en el que consta que Durán (el dueño de la aerolínea) fue comisario jefe de Inteligencia Naval de Venezuela. Y según oficiales de inteligencia, hoy está bajo protección del Gobierno de Maduro y no tras las rejas.

El Estado venezolano no explica aún por qué protege a una ficha clave del supuesto plan para derrocar o matar a Maduro.

Y tampoco por qué otro de sus oficiales activos estaba en Colombia armando otro supuesto atentado contra el Gobierno Bolivariano.

En efecto, en plenas fiestas navideñas, organismos de inteligencia nacionales y extranjeros detectaron a un militar venezolano que se estaba moviendo por Bogotá, Cali y Cúcuta.

El hombre decía ser capitán retirado y uno de los líderes de un nuevo intento golpista, similar a la fracasada operación ‘Gedeón’.

Pero, esta vez, decía que lo que buscaba era evitar que se instalara la nueva Asamblea Nacional, el 5 de enero, que dejó a Juan Guaidó fuera del juego.

Hay testimonios de que empezó a ofrecer a militares desertores venezolanos un kilo de oro por cabeza, por participar en el operativo.

Pero autoridades colombianas lo ubicaron, junto con tres de sus cómplices, y fueron expulsados la primera semana de enero, un operativo que quedó grabado.

No obstante, ese caso y ‘Gedeón’ acaban de resucitar al otro lado de la frontera.

Jorge Rodríguez, nuevo presidente del Parlamento de Venezuela, salió a decir el viernes que en Colombia finalmente se estaba investigando a ‘Gedeón’ y los campamentos terroristas que se instalaron en La Guajira. Y luego presentó testimonios de lo que llamó un nuevo plan para atentar contra Venezuela.

Colombia aún no ha ripostado y la Fiscalía mantiene bajo absoluta reserva la evidencia que ha recaudado.

‘Yacsy no sabía que guardaba armas de Clíver Alcalá’

El penalista Alejandro Carranza asegura que su clienta Yacsy Álvarez es un ‘chivo expiatorio’ dentro del caso ‘ Gedeón’ y que así lo va a demostrar en la etapa de juicio.

Dice que si bien la mujer era amiga de Clíver Alcalá y oyó que había un plan para liberar a Venezuela, no tuvo nada que ver con la compra de armas ni con el entrenamiento militar.

Y aunque aparece en un video ayudando a subir las maletas, en las que iban los fusiles que luego fueron incautados, dice que nunca supo su contenido.

En cuanto a los chats que ella intercambió con el taxista que fue capturado llevando las armas, explica que solo los primeros diálogos –en donde ella se muestra sorprendida–, fueron escritos por su clienta: “Pero los mensajes en los que se le ofrece plata al taxista y se dice que se está buscando cómo liberarlo fueron escritos por Alcalá”.

Lea también: Cabo Verde no reconoce a Alex Saab como diplomático de Venezuela

También advirtió que ella visitó los campamentos en la frontera, cuando eran solo refugios para ayudar a venezolanos. Pero advierte que dejó de ir en octubre de 2019 y volvió solo una vez, en enero de 2020.

Según el abogado, el propio Alcalá dijo que ella no tuvo que ver con el operativo, por eso pide que él sea vinculado al proceso y escugado en indagatoria; y no entiende por qué la DNI se lo entregó a la DEA (sin dejar acta alguna) y no a la Fiscalía para que lo judicializaran como ‘cerebro’ del fallido plan.

Y si bien el penalista advierte que está seguro que ni el gobierno colombiano ni la DNI estuvieron detrás de esa intentona, como lo quiere hacer ver el Gobierno de Maduro, señala que, en su criterio, hubo tolerancia porque desde septiembre de 2019, Venezuela advirtió de la existencia de los campamentos, durante una asamblea de la ONU.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24