EEUU no es «suficientemente flexible» para competir con China en África

Enterate24.com- La Cumbre de Líderes de EEUU y África, celebrada del 13 al 15 de diciembre, la segunda de este tipo en la historia, fue considerada como parte de un intento estadounidense de contrarrestar la creciente influencia china en África. En una entrevista con Sputnik varios expertos evaluaron las posibilidades de éxito de Washington en la región.
La intensificación de los esfuerzos estadounidenses por competir con China en la cooperación con África se enfrenta a varios obstáculos, ya que el modelo de desarrollo chino resulta más atractivo para las naciones en desarrollo que el estadounidense, declaró a Sputnik el director del Consejo Egipcio de Asuntos Exteriores, Dr. Ezzat Saad.

«Es destacable que China no pretenda imponer su modelo de desarrollo o su sistema de gobernanza a otros países, sino a través de una política china flexible y compatible con las condiciones cambiantes (…) en África, y que se basa en un modelo de desarrollo que satisface las necesidades del continente al margen de la competencia o de cualquier consideración ideológica, en contraste con el enfoque estadounidense a este respecto», subraya.

Saad también señaló que Washington trata a África «como un bloque sin Estados con sus propios intereses y preocupaciones», lo que «sin duda refleja la fortaleza de la relación entre Washington y África».
A su vez, el asesor político nigeriano de la consultora Development Reimagined, especializada en geopolítica, Ovigwe Eguegu, afirmó que la estrategia estadounidense en el continente, que se caracteriza por un alto grado de politización de las relaciones, está conectada con los intereses políticos globales de EEUU.
«Creo que EEUU, por supuesto, seguirá aumentando su campaña de presión sobre China e intentará reclutar a países africanos para que participen en las resoluciones y propuestas de la ONU patrocinadas por Occidente también en Naciones Unidas, la Comisión de Derechos Humanos, para intentar utilizar el sistema de la ONU para presionar a China. Y es probable que ambas cosas aumenten. Existe la preocupación de que los países africanos no vayan a seguir el juego», subrayó el experto.

En África hay todo tipo de campos de competencia entre potencias extranjeras. Según el escritor e investigador sobre la cooperación entre China y África Nicholas Dweh Nimley, uno de los más importantes es la inversión, ya que el continente sigue «muy necesitado» de financiación, principalmente para desarrollar las infraestructuras y el capital humano.
Además, en su opinión, si EEUU se tomara en serio su deseo de competir con el gigante de Asia Oriental, podría conceder préstamos a bajo interés a África o condonar préstamos para infraestructuras, como hace China, pero no es seguro que el Congreso aprobara tales medidas, «porque se trata del dinero de los contribuyentes estadounidenses».
Por su parte, Saad cree que los anuncios realizados en la cumbre de Washington —como los planes de invertir al menos 55.000 millones de dólares en África en los próximos tres años, destinar 2.500 millones de dólares a ayuda alimentaria y prestar hasta 21.000 millones de dólares a través del Fondo Monetario Internacional a países de renta baja y media— son demasiado insignificantes para eclipsar la influencia china.

«La conclusión es que las iniciativas occidentales mencionadas son ‘demasiado poco, demasiado tarde’, incluso según algunos expertos occidentales, y que la inflación y las políticas internas de los principales países occidentales limitarán la financiación que proporcionarán los Gobiernos, y el sector privado de estos países se mostrará muy reacio a invertir en un entorno de inestabilidad», indicó.

En sus palabras, China, por el contrario, considera que la inseguridad en África es consecuencia de un desarrollo sostenible insuficiente, y cree que la ayuda económica y técnica, así como las inversiones en proyectos de infraestructuras, son necesarias para lograr la estabilidad, la seguridad, la paz social y la buena gobernanza en los países del continente.

China es el principal patrocinador directo de África, y su inversión duplica aproximadamente la de EEUU.

Fuente: Sputnik