Déficit de vitamina K podría tener varias causas

Existen varias razones para que esto ocurra y te las presentamos a continuación

Entérate24.com- Para la correcta absorción de la vitamina K es necesaria una mucosa gástrica que se encuentre en perfectas condiciones, así como sales biliares ya que esta puede bien proceder de los alimentos que consumimos o bien de las bacterias en el intestino.

Una vez que se absorbe, esta vitamina llega al hígado por medio de la porta, donde será convertida en hepatocito en forma de epóxido, la cual actúa sobre los factores sintetizados por el hígado.

Lea También: Conoce las causas de la pérdida del olfato

De hecho, el déficit de la vitamina K en nuestro organismo tiene varias razones, las cuales serían la hepatopatía, una enfermedad hemorrágica y la provocada que te presentamos a continuación.

Enfermedad hemorrágica neonatal: es un cuadro que aparece entre los dos y cinco días de vida y se caracteriza por equimosis, hematomas, sangrado mucoso y sangrado por el cordón umbilical. El más común es en neonatos sometidos a la lactancia materna, ya que la concentración de vitamina K es menor. Otros motivos son el escaso transporte de esta vitamina a través de la placenta y la reducida flora intestinal.

Disminución de la absorción: en el síndrome de malabsorción producido por alteración de la pared intestinal, enfermedad celíaca o grandes resecciones intestinales, es posible que no se pueda absorber la vitamina K. Además, la existencia de fístulas biliares, ictericia obstructiva, colestasis intrahepática y el tratamiento con colestiramina llevan a la reducción de sales biliares, favoreciendo una absorción deficiente de las vitaminas liposolubles, entre ellas, la vitamina K.

Provocada: la causa más frecuente de hipovitaminosis K es la administración de fármacos con actividad anticoagulante, como son el acenocumarol y la wafarina. Estos son derivados cumarínicos que se asemejan a la vitamina K y compiten con ella en su absorción, pero en el hígado son incapaces de convertir las moléculas de la coagulación en su forma activa. Por otra parte, ciertos antibióticos, como las cefalosporinas, pueden reducir la gamma-carboxilación hepática de los factores de la coagulación, ya que inhibe el reciclado de la vitamina K.

Falta de aporte: la deficiencia de tipo nutricional es rara, ya que las necesidades son muy pequeñas. Normalmente, para que exista un soporte deficitario de vitamina K suelen aparecer otras situaciones, como son los cuadros psiquiátricos, pacientes ancianos, trastornos de alimentación o el alcoholismo.

Hepatopatía: es posible que no se sinteticen los factores de la coagulación por alteración del hepatocito, que no metaboliza la vitamina K.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:
@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *