Consejos para llevar un yeso o férula en las extremidades

La primera sensación cuando se le coloca un yeso o férula es una reacción exotérmica que produce calor y que puede ser desagradable

Entérate24.com.- Una de las soluciones traumatológicas más comunes, para mantener un miembro o parte del cuerpo inmovilizado, es la aplicación de yeso o férulas.

Aunque el llevarlos puede convertirse en una molestia para las personas, ya que producen piquiñas y ardores por el roce de la piel con el material que la recubre por unas cuantas semanas.

Por tal motivo, José Guijarro, jefe del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital La Luz en Madrid, recomienda una serie de ítems para que el llevarlos no se convierte en un “verdadero infierno”.

La primera sensación cuando se le coloca un yeso o férula es una reacción exotérmica que produce calor y que puede ser desagradable, aunque esa producción de calor desaparece en unos minutos.

Durante las primeras 24 horas no se debe forzar el yeso porque, aunque parezca que esta duro, en general no están rígidos al 100% y pueden romperse.

Pasadas las 24-48 horas se recomienda realizar ejercicios isométricos dentro del yeso, es decir, contracciones musculares, para evitar dentro de lo posible la pérdida de masa muscular.

Lea también: Descubre las bondades del limón: Ideal para estimular el páncreas y el hígado

«Nunca debe retirar usted un yeso o una férula. Esto debe ser controlado por un especialista”, enfatizó el médico traumatólogo.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.