Banca venezolana alcanzó 13,43% de intermediación financiera

Economistas aseveran que “ahorrar en bolívares no es una opción porque el dinero se devalúa constantemente”

Entérate24.com-   «La intermediación financiera de la banca alcanzó 13,43%, esto no tiene precedentes históricos en la economía venezolana. Esto indica que los préstamos están en el piso y no están creciendo. En moneda extranjera la cartera de créditos no supera los 213 millones de dólares, cuando hace 20 años era de entre 17.000 millones a 22.000 millones de dólares. La banca sufre de raquitismo financiero, se ha empequeñecido en moneda extranjera», explicó el analista bancario y calificador de riesgo financiero, Leonardo Buniak.

El especialista bancario manifestó que «después del PIB (Producto Interno Bruto), el otro mejor indicador de cómo se encuentra la actividad económica de un país es la cartera de créditos», reseñó el diario Tal Cual.

Buniak explicó que Venezuela en comparación con países de la región, Nicaragua posee unos créditos que suman 4.700 millones de dólares, en Colombia aumenta a 145.042 millones de dólares y en Brasil con 791.700 millones es el primero en prestamos entregados hasta agosto de este año.

El desplome de la intermediación crediticia muestra cuando se hace la comparación con los datos que ha mostrado la banca venezolana en el pasado: el promedio histórico era de 65%.

Según las cifras de la Sudeban, se observa un menor número disponible en los bancos de todo el país. Los datos indican que había un total de 3.434 oficinas en septiembre de 2018 mientras que en agosto de este año unas 3.316, lo que señala que cerraron 118 agencias en el último año.

Lea También: Quevedo aseveró que el crudo no puede ser utilizado para atacar las economías del mundo

Mientras, Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), expresó  «tenemos bancos robustos porque están muy supervisados y porque tienen activos que sustentan muy bien sus pasivos y su estabilidad, pero tenemos bancos que no dan créditos y todos los servicios por los cuales los clientes van a un banco, como son guardar dinero y utilizar productos bancarios como los créditos, está prácticamente disminuido. Toda la actividad que una agencia de cobrar un cheque e ir a depositar un dinero ya no se observa ante la devaluación de la moneda, por ende se observan muchas agencias vacías», dijo.

«Las perspectivas de la banca de cara al 2020 es que no estará facultada para ser un factor de crecimiento o de apalancamiento a la economía, porque tristemente está estrangulada, tiene un gravamen que es el encaje legal que le impide cumplir con su misión, que es la intermediación financiera», afirmó Buniak y agregó «el patrimonio de la banca crece con la reinversión de las utilidades y el aporte de capital de los accionistas, pero cada vez la rentabilidad continúa cayendo porque no está intermediando y el margen financiero está disminuyendo, mientras que los gastos operativos y de transformación están elevados. Es decir, los gastos operacionales, de personal, los aportes a Fogade y a Sudeban, superan en forma importante al margen financiero bruto. No obstante, la banca está generando ganancias por comisiones y servicios que fueron ajustados, para que no comience a generar pérdidas», explicó.

Parilli recalcó que «ahorrar en bolívares no es una opción porque el dinero se devalúa constantemente, si un banco no tiene depósitos del público no tiene tampoco dinero para prestar, entonces lo que es el negocio originario de la banca que es la intermediación financiera tiene bastante barreras para que se pueda cumplir»

Leonardo Buniak manifestó que «la banca venezolana patrimonialmente está capacitada para prestar recursos, pero le tiene impedido entregar créditos debido al encaje legal. El gobierno interpreta que el dinero que se presta es para la demanda especulativa de dólares y no para financiar inversión productiva, instalación de nueva tecnología y equipos. Bajo esta premisa, hemos caído en el axioma de que el cartero trae malas noticias y en consecuencia hay temor al cartero, es decir, que el crédito es el culpable de la hiperinflación. El dólar se disparó mientras que el crédito estaba restringido, al final de la película el mensaje es que no hay confianza en la política económica», finalizó.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enterate_24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *