Auge de la cinematografía coreana en palabras de la estrella de El juego del calamar

Entérate24.- Éxitos indiscutibles como El juego del calamar y Parásitos podrían hacerlo ver fácil, pero el ganador del Emmy Lee Jung-jae dice que al cine surcoreano le tomó años aprender a alcanzar audiencias globales a partir de historias sobre competitividad, violencia o vida moderna.

Lee habló con la AFP apenas días después de hacer historia como el primer artista de lengua extranjera en ganar el Emmy a mejor actor dramático con El juego del calamar, la serie de Netflix más vista de todos los tiempos.

«Estamos muy contentos de haber sido capaces de llegar a una audiencia global con un trabajo que no está en inglés», dijo Lee.

En Corea «todos están felices y han enviado mensajes de felicitación», afirmó durante una entrevista en el festival de cine de Toronto. «¡Cuando vuelva habrá un montón de entrevistas y cosas esperándome allí!».

La brutal sátira social sobre inadaptados y criminales que compiten por dinero en versiones retorcidas de juegos infantiles sigue los pasos a la surcoreana «Parásitos», que hace dos años se convirtió en la primera cinta no hablada en inglés en ganar un Óscar a mejor película.

Durante mucho tiempo el cine coreano ha tratado de descifrar cómo conectar mejor con audiencias globales», asegura Lee.

«Ahora, como resultado de estos largos años de esfuerzos, vemos numeroso contenido de alta calidad que ha resonado alrededor del mundo y ha sido aclamado por la crítica».

El éxito comercial ha sido además enorme. El director de El juego del calamar, Hwang Dong-hyuk, está escribiendo la esperada segunda temporada. Lee anticipa que su personaje Seong Gi-hun esta vez «será completamente diferente».