Se cumplen 59 años del asesinato de las hermanas Mirabal

En honor a ellas la ONU declaró el 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Entérate24.com- El 25 de noviembre de 1960, Minerva, Patria y María Teresa Mirabal aparecieron muertas en el fondo de un barranco en República Dominicana. Las hermanas Mirabal, estranguladas y apaleadas por  la policía secreta, que lanzó el vehículo donde se trasladaban a un precipicio para hacer creer que se trataba de un accidente. El múltiple asesinato fue ordenado por el dictador Rafael Leónidas Trujillo. Desde entonces, el nombre de las Mirabal se convirtió en símbolo mundial contra la violencia de género.

La dignidad de Minerva Mirabal produjo el acoso y la vigilancia permanente del dictador a toda la familia Mirabal. La detuvieron, al igual que a sus padres, siendo liberados días después. En 1953 su padre fue apresado por segunda vez pero no soportó las condiciones de su encierro y en diciembre, a los dos meses de ser liberado, murió por complicaciones de salud.

Minerva Mirabal se mudó a Santo Domingo, para inscribirse en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. En su época universitaria conoció a Manolo Tavárez Justo, que se convirtió unos años después en un líder revolucionario, con el que contrajo nupcias en 1955.

Se graduó con honores de abogada, el 28 de octubre de 1957, profesión que no pudo ejercer debido al impedimento impuesto por el dictador Trujillo. Impactados por la gesta heroica del 14 de junio de 1959 -expedición armada procedente de Cuba- tanto Minerva como Manolo se integraron de manera clandestina a la lucha política para derrocar al dictador dominicano.

Los focos en contra de Trujillo se extendieron por todo el país. Un año después, en enero de 1960, Minerva junto a sus hermanas Patria y María Teresa participaron en la creación del Movimiento 14 de Junio, en homenaje a los héroes de la expedición, y presidido por Manolo Tavárez Justo. Admiraba al líder cubano Fidel Castro,  “Mariposa” era su nombre clandestino e incorporó a la lucha a sus hermanas María Teresa y Patria. Sin embargo, el movimiento revolucionario fue desarticulado por el Servicio de Inteligencia Militar (SIM), y para el 21 de enero de 1960 fueron detenidos muchos de sus miembros, entre ellos Manolo y Minerva.

El 7 de febrero, Minerva fue puesta en libertad tras permanecer encerrada en las cárceles de “La 40” y “La Victoria”. El 18 de marzo es encarcelada nuevamente junto a su hermana María Teresa, recibiendo una condena de cinco años de prisión, rebajada a tres. Pero tras una visita de la subcomisión de sanciones de la OEA, recobraron su libertad.

El 3 de noviembre de 1960, Trujillo afirmó al periódico El Caribe: “Los únicos problemas de mi Gobierno son la Iglesia católica y Minerva Mirabal”. Apenas cinco días después, trasladó a los esposos de Minerva y María Teresa a una cárcel de Puerto Plata, al norte del país.

El 25 de noviembre de ese año, Minerva, María Teresa y Patria salieron a visitar a sus esposos junto a Rufino de la Cruz Disla, quien ejercía de conductor. Durante el viaje de regreso, funcionarios del servicio de inteligencia las emboscaron para luego desmontarlas del vehículo y golpearlas brutalmente hasta la muerte, al igual que al conductor. Patria tenía 36 años, Minerva 34 y María Teresa 24.

En honor a ellas, el 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 25 de noviembre como Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

 “Si me mata, yo sacaré los brazos de la tumba y seré más fuerte” Minerva Mirabal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *