Aerolíneas latinoamericanas piden ayuda para reducir impacto económico del COVID-19

LATAM negocia reducción de 50% de sueldos a sus funcionarios por los próximos tres meses

Entérate24.com-  Las aerolíneas latinoamericanas han tomado medidas radicales, a causa de la propagación del COVID-19, lo que ha llevado a suspender vuelos y reducir el salario de sus empleados para poder hacer frente al golpe que ha tenido el sector, consecuencia del virus.

Solicitan ayuda estatal, puesto que la pandemia podría dejarle pérdidas de hasta 15.000 millones de dólares este año, siendo esta la peor crisis que enfrenta la industria aérea de Latinoamérica, y amenaza con la posibilidad de que algunas de ellas cierren por completo sus operaciones.

Lea también: Cerca de la mitad de las aerolíneas del mundo a punto de quebrar por cancelación de vuelos

“La industria de las aerolíneas enfrenta su crisis más grave. En unas pocas semanas, nuestro peor escenario anterior se ve mejor que nuestras últimas estimaciones”, dijo Alexandre de Juniac, director de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

Un reporte de la IATA señaló que si las restricciones de viaje se prolongan por tres meses y se genera una recuperación lenta de la economía mundial, la demanda de boletos se verá afectada y disminuirá 41% anual, alcanzando a nivel mundial una pérdida de 252.000 millones de dólares.

Luciana de Araujo, académica de la Facultad de Economía y Empresas de la Universidad Diego Portales de Chile, explicó que “La cancelación de viajes más algunas restricciones de algunos países son una combinación explosiva para el futuro de muchas aerolíneas”.

Aunque expresó que aquellas empresas estables financieramente podrán superar la crisis sin que queden secuelas de mayor trascendencia, mientras que las compañías menores, que viven del día a día necesitarán ayuda gubernamental para poder sobrevivir.

Anko van der Weff, presidente de la aerolínea colombiana Avianca, indicó que es indispensable contar con ayuda gubernamental para paliar el impacto social  y económico de la crisis y poder asegurar la liquidez de las empresas.

El Gobierno de Brasil, por su parte, adoptó medidas como el aplazamiento por seis meses de tarifas aéreas entre marzo y junio, además de la flexibilización de plazos para reembolso de vuelos ya cancelados.

Las medidas otorgan un respiro a las aerolíneas Gol y Azul, quienes sufrieron una desvalorización de más de 80% a finales de febrero cuando el virus arrojó la primera víctima fatal en la entidad.

LATAM Airlines Group, multinacional con capitales chinos y brasileños, abogó por ayuda estatal, pero recibió duras críticas por las autoridades chilenas, quienes señalaron que no es conveniente que empresas de la talla de LATAM soliciten ayuda de parte del Estado.

La compañía, considerada una de las más grandes de Latinoamérica, tiene alrededor de 43.000 trabajadores distribuidos a en Chile y las filiales argentinas, colombianas, peruanas, brasileñas, ecuatorianas y paraguayas, por lo que también intenta negociar con los sindicatos la reducción de 50% de los funcionarios por los próximos tres meses.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *