28 de agosto del 430: Muere San Agustín de Hipona

San Agustín dedicó parte de su vida a escribir sobre filosofía y teología, siendo “Confesiones” y “La ciudad de Dios” sus obras más destacadas

Entérate24.com- San Agustín de Hipona es uno de los santos católicos más venerados y seguidos en todo el mundo, tras ser considerado por algunos teólogos como el más grande filósofo y pensador de la religión cristiana.

Agustín nació en la ciudad africana de Tagaste, entonces Imperio Romano, en noviembre del 354, en el seno de una familia de mercaderes. Su padre de la religión pagana románica y su madre una cristiana convertida quien enseñó el cristianismo a su hijo.

San Agustín dedicó parte de su vida a escribir sobre filosofía y teología, siendo “Confesiones” y “La ciudad de Dios” sus obras más destacadas.

En 385 Agustín se convirtió al cristianismo, un año más tarde se consagró al estudio formal y metódico de las ideas del cristianismo, por lo que se retiró con su madre y unos compañeros a Casiciaco, cerca de Milán, para dedicarse por completo al estudio y a la meditación.

A los treinta y tres años de edad, fue bautizado en Milán por el santo obispo Ambrosio. Ya bautizado, regresó a África donde fue nombrado sacerdote y luego Obispo de Hipona.

Lea también: 1811: Se establece el peso venezolano como moneda de curso legal

La actividad episcopal de Agustín fue enorme y variada. Predicó y escribió incansablemente, polemizó con aquellos que iban en contra de la ortodoxia de la doctrina cristiana de aquel entonces, presidió concilios y resolvió los problemas más diversos que le presentaban sus fieles.

Agustín murió en Hipona el 28 de agosto de 430 durante la invasión de la provincia romana de África. Su cuerpo, fue trasladado a Cerdeña y en 725 a Pavía, a la basílica de San Pedro donde reposa in Ciel d’Oro hasta la actualidad.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24