22 de octubre de 1941: Venezuela se titula campeona mundial de Béisbol Amateur

Desde ese momento hasta la actualidad, a los jugadores que lograron tal hazaña fueron denominados como los “Héroes del 41″

Entérate24.com.- El 22 de octubre de 1941 Venezuela ganó el título del campeonato de béisbol amateur del mundo, celebrado en la isla de Cuba.

Para llegar a la final del torneo los nacionales dejaron record de siete victorias y una derrota en la ronda preliminar. La final estuvo encabezada por las novenas de Cuba y Venezuela, y culminó con una pizarra de tres carreras a una.

Desde ese momento hasta la actualidad, a los jugadores que lograron tal hazaña fueron denominados como los “Héroes del 41″.

El equipo venezolano estaba integrado por las leyendas Daniel «Chino» Canónico, Luis Romero Petit, Enrique Fonseca, Héctor Benítez «Redondo», Jesús «Chucho» Ramos y Guillermo Vento, entre otros jugadores.

Con la medalla de oro en sus cuellos y la derrota de los cubanos ante el público antillano de la Habana, algunos especialistas del deporte del diamante consideran que ese episodio impulsó el beisbol en el país, tanto así que hoy por hoy es considerando el deporte por excelencia en Venezuela.

Lea también: Hace 207 años Simón Bolívar creó la Orden de los Libertadores de Venezuela

El triunfo se vivió como una gran fiesta deportiva nacional. En Caracas, numerosos aficionados salieron a las calles a celebrar la victoria, y al regreso de los jugadores les brindaron una cálida bienvenida.

Incluso el poeta y político venezolano Andrés Eloy Blanco, creó su célebre poema «Romance del campeonato», para destacar la victoria de los criollos en Cuba.

Por Andrés Eloy Blanco


Con matrimonio canónico

en La Habana se han casado

la bandera de Juan Bimba

y el pendón del campeonato.

Liborio, que fue el padrino,

llevó la novia del brazo;

de un lado, Narciso López,

maceo del otro lado

y la sombra de Martí

con las arras en las manos;

junto a la estrella de Cuba,

siete estrellas caminaron,

lanzaban «estráis» de espuma

las olas de Marianao;

La Habana «bateaba» rumbas,

Caracas «hiteaba» cantos

y cruzaban «fláis» azules

Santa Clara y Maracaibo

vienen Bimbas y Liborios

rematando el festival;

tiran las gorras al «vento»

sacuden el «limonar»

hasta que se caen los «ramos»

por la fuerza de «Tarzán»;

va corriendo ratón «Pérez»,

pues lleva un «gatico» atrás;

mientras se chupa un «mosquito»

la nariz de magriñá,

un «pollo» pica y repica

y no acaba de picar

y cuando «El Pollo» Malpica

se siente el Catire «Maal»

mientras va el polo picando

granitos de «petit puá».

¡»Conrado» se ve «Chirinos»,

«Fernández» que orondo va,

cómo se siente «Fonseca»

«goajiro» del goarijal!

Mesándose la «Barboza»

«Bracho» se pone a gritar,

porque con tanto bullicio

las gentes van a tumbar

la mesa, la «Casa-nova»

la caña y el «limonar»;

y al fin, vibrando en «redondo»,

que es lo «Finol» del final

se mete por Varadero

la balandra fraternal,

suelta un «buzo» que va al fondo

y surge para ofrendar

dos perlas de igual oriente,

dos perlas de brillo igual,

una a Liborio supremo,

otra a Juan Bimba inmortal.

Con Santa Clara y con Cuba Libre

termina el ceremonial,

hay un gran adiós azul,

porque empiezan a agitar

Caracas su azul de cielo,

La Habana su azul de mar;

se tienden puentes de vivas

litoral y litoral

y en la embriaguez de la justa

se saludan sin cesar,

Juan Bimba, vuelto «natilla»

y Liborio agar-agar.

Y así terminó la boda

nombrando la Catedral

nada menos que a un chinito,

Canónigo Magistral.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *