22 de noviembre de 1718: Muere el pirata inglés ‘Barbanegra’

Ostentaba un peculiar atuendo a la hora de hacer sus ataques, se convirtió en una figura muy popular en diversas manifestaciones culturales.

Entérate24.com.- Edward Thatch fue un temido pirata inglés que saqueó varios puertos y colonias de las trece colonias de ese imperio es territorio norteamericano, mejor conocido por el sobrenombre de ‘Barbanegra’.

Thatch nació en Brístol, Reino Unido, el 2 de julio de 1680. Aunque poco se conoce sobre sus primeros orígenes se cree que comenzó como marinero en la Marina Real Británica e inició sus actividades delictivas en la Guerra de Sucesión contra España.

Barbanegra, que ostentaba un peculiar atuendo a la hora de hacer sus ataques, se convirtió en una figura muy popular en diversas manifestaciones culturales.

En sus inicios en la piratería estuvo bajo el mando del pirata Benjamin Hornigold en Nueva Providencia. Entre sus primeras fechorías se cuentan la captura de un carguero español que procedía de La Habana, otro de las Bermudas y un tercero de Madeira y con dirección a Carolina del Sur.

Estando en la costa de Virginia, en noviembre de 1717 se dirigió a la Martinica y en su camino apresó un gran buque francés que tenía su ruta entre ese lugar y la costa africana,​ el cual renombró The Queen Anne´s Revenge. Esa nave se convirtió en su arma principal para las arremetidas desde Honduras hasta Virginia.

Debido a la precaria situación económica de Carolina del Norte, el gobernador de la colonia, Charles Eden, llegó a un acuerdo con Barbanegra en enero de 1718, concediéndole el perdón a él y a su tripulación mediante un Acta de Gracia vigente.

A cambio, recibiría secretamente una parte del botín recabado en las fechorías de los piratas y le dejaría ir con impunidad. Así, Barbanegra vendía tranquilamente productos baratos en Bath, localidad donde se convirtió en una especie de celebridad

Quizá el aspecto más conocido de Barbanegra era su apariencia a la hora de emprender sus ataques, ya que se colocaba cerillas encendidas bajo el sombrero. Eran largos palillos de arder lento, hechos de cuerda de cáñamo mojado en salitre y una solución de cal muerta.

El efecto resultaba aterrador. Su cara, con los feroces ojos y el pelo enmarañado de la barba, estaba enmarcada en humo, y a sus presas les parecía totalmente un demonio salido del infierno.

Lea también: 21 de Noviembre: Día del Estudiante Universitario en Venezuela

El final del pirata data del 22 de noviembre de 1718, en la isla de Ocracoke, Carolina del Norte, a manos de un grupo de corsarios enviados por el gobernador de esa ciudad. Según testimonios posteriores, el pirata sufrió veinticinco heridas, cinco de ellas debidas a disparos en el cuerpo. La cabeza de Barbanegra colgó en bauprés de la tripulación que le dio muerte.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter:@enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24
Pinterest:@Enterate24
Tik Tok: @Enterate24