19 de febrero: Muere el inolvidable «Tío Simón»

Para 1950 ya era un intérprete reconocido, e incluso tuvo un espacio radiofónico en la capital, donde mezclaba el humor con canciones de su reportorio musical

Entérate24.com- El 19 de febrero de 2014 Venezuela toda se enlutó por la sensible pérdida de Simón Díaz, o como lo conocieron generaciones: ‘El Tío Simón’.

Lea también: 18 de febrero: EEUU celebra el Día Nacional de Beber Vino

Se conoce por sus innumerables tonadas, pasajes, joropos, y música venezolana en general; aunque también es uno de los pioneros en el humor televisivo nacional, por sus prosas poéticas y por una que otra caricatura publicada en los diarios del país.

Simón Díaz nació en Barbacoas, estado Aragua, en 1928, época de la dictadura más larga del país. Una vez murió su padre en 1940, Simón se trasladó a San Juan de los Morros, donde recibió sus primeras lecciones formales de música.

En Guárico logró formar parte de la Orquesta Siboney, conjunto bolerista que lo impulsó como un artista musical en la región llanera del país. En 1944 decidió probar suerte y emprendió viaje a Caracas donde recibió clases con el maestro Vicente Emilio Sojo.

Para 1950 ya era un intérprete reconocido, e incluso tuvo un espacio radiofónico en la capital, donde mezclaba el humor con canciones de su reportorio musical conocido como “el llanero”.

En 1963 conoce al músico, compositor y productor musical Hugo Blanco, quien se convertió en una figura importante dentro de su carrera musical al firmar su primer contrato discográfico con la empresa El Palacio de la Música.

 Blanco le dio la oportunidad de grabar en el álbum “Parranda Criolla” los temas “Por Elba” y “Matagente”, dos temas de corte humorístico, que marcarían buena parte de su repertorio bajo la producción del productor musical.

Para 1964 grabó su primer álbum como solista, titulado “Ya Llegó Simón” donde se incluye el éxito “El superbloque”, el cual sirvió para afianzar la naciente popularidad del intérprete.

En 1966, se publica el disco “Caracha Negro”, título y frase más representativa por el resto de su carrera musical.

En la televisión incursionó desde 1960, donde tuvo programas representativos como Reina por un Día, Criollo y Sabroso, Mi llanero favorito, Venezolanamente, Simón cuenta y canta, Pido la palabra, El Show de Joselo y Simón y Contesta por Tío Simón, carrera que se extendió hasta los años 90.

En 1963, hizo su primera aparición en el cine en la cinta Cuentos para mayores, dirigida por Román Chalbaud, a la que seguirían las producciones Isla de sal de 1964, El reportero en 1966 y La empresa perdona un momento de locura de 1978. En todas las películas recibió papeles relacionados con el humor, aunque también tuvo interpretaciones dramáticas.

Mostró talento para la radio junto a su hermano Joselo Díaz. Ambos condujeron el programa “Media Hora con Joselo y Simón”, el cual combinó el humor con la música.

Las tonadas de Simón Díaz siempre tuvieron como inspiración el llano venezolano. Mi querencia, Tonada de Luna Llena y Caballo Viejo, son algunas representaciones del las tierras llaneras en las que creció.

Entre los reconocimientos que obtuvo por su labor musical dentro del país se encuentran: un Grammy Latino a la Trayectoría, Orden del Libertador y el Premio Nacional de la Cultura.

Simón Díaz estuvo casado con Betty García Urbano, mujer con la que permaneció toda su vida y con la que tuvo dos hijos varones, Simón Humberto y Juan Bautista, así como una hembra, Bettsymar Coromoto.

Síguenos en nuestras redes sociales:
Telegram:@enterate24
Instagram:@enterate.24
Twitter: @enteratee24
Youtube:@Enterate24
Facebook:@Enterate24

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *